A pesar de las dificultades que vive el mundo ante la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), la vida continua y se debe seguir adelante en los proyectos, y uno muy importante es el de decidir qué carrera estudiar. Pero ¿qué se puede hacer ante una situación tan inusual como esta que, incluso tus padres o abuelos, nadie ha experimentado? En esta nota conocerás algunas recomendaciones que te ayudarán para tan importante decisión.

Deseas conocer más sobre las carreras que ofrece la UCH, ingresa aquí.

En estos tiempos de cuarentena, donde se nos pide que estemos en casa. Es una muy buena oportunidad para reflexionar y aprovecharlo para decidir la carrera que deseas estudiar pero con sabiduría, teniendo claridad de lo que deseas lograr y por supuesto, con mucha confianza en el maravilloso futuro que tendrás.

Conócete a ti mismo

Es necesario que reflexiones sobre ti mismo e identifiques cómo es tu carácter, tu forma de ser, ¿realmente eres tranquilo o inquieto?, ¿eres sociable o introvertido?, ¿reflexivo o impulsivo?, estas preguntas serán el punto de partida para que puedas autoconocerte. Aprovecha la oportunidad de conversar de este tema con tu familia, porque muy aparte de la ayuda que obtendrás para conocerte, fortalecerás vínculos que quizás pasaban inadvertidos y que aprenderás a valorar, a lo largo de la vida.

Conoce tus intereses vocacionales

¿Cuáles son tus intereses vocacionales?, en otras palabras ¿qué actividades ocupacionales te llaman la atención?, en esto debes ser de mente muy abierta, quizás te interesa todo lo relacionado a la pintura, el arte, la literatura, de pronto sientes atracción por labores relacionadas con objetos, armándolos o desarmándolos, o tal vez te encantan las labores al aire libre. En este punto de reflexión debes ser muy sincero, porque al serlo, tendrás una visión más segura de lo que realmente te agradaría estudiar.

Identifica tus habilidades y capacidades

Es muy importante que tengas claridad sobre tus habilidades, además de ser consciente de que no es suficiente con que te sientas capaz de hacer una determinada actividad, sino más bien, demostrarlo en la práctica. Y te podrás dar cuenta de ello al considerar tu rendimiento académico, así como reflexionando: ¿en qué cursos has destacado?, ¿cuáles son aquellos donde realizabas una buena labor?, entre otras preguntas que te ayuden identificarlas.

La elección es solo tuya (de nadie más)

Esto es muy importante, asegúrate de que la decisión sea solamente tuya, nunca permitas que otros decidan por ti. Recuerda que esta decisión es personal y serás tú quien afrontará los retos de la carrera, así como disfrutarás de la misma. Pero recuerda, solo eres tú.

Otras recomendación es que evites decidir en base a informes de las noticias, como aquellas donde indican a la “carrera mejor pagada” o “la más solicitada por las empresas”, entre otras, esto porque dicha realidad, no necesariamente se mantendrá hasta los próximos cinco años en que estarás egresando, quizá para ese entonces la realidad sea otra y termines dándote un chasco.

Deseas conocer más sobre las carreras que ofrece la UCH, ingresa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *