Claudia Paredes Tafur, egresada de Enfermería de la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH), nos relata su experiencia en el Servicio Rural y Urbano Marginal de SaludSERUMS, que está a poco de culminar (finaliza el 15 de mayo del 2020), y donde los últimos meses tuvo que enfrentar, desde su propio campo de batalla, a la pandemia que afectó al mundo: el COVID-19.

¿Deseas estudiar Enfermería? infórmate más aquí.

El centro poblado de Ccaccamarca, ubicado a 3,143 msnm, en el distrito de Ocros, región Huamanga en Ayacucho, es el lugar del Perú donde la egresada de Enfermería de la UCH, realiza su SERUMS, “El lugar está a dos horas y media aproximadamente de la ciudad, el camino es de trocha y tiene un clima que varía entre heladas, lluvias y calor”, relata Claudia Paredes, quien labora como Licenciada en Enfermería SERUMS en el Puesto de Salud Ccaccamarca Nivel I-i.

Conviviendo con la comunidad.

“Ccaccamarca se caracteriza por ser un lugar donde abunda el agua, encontramos varias sequías, riachuelos y ríos, por lo que estamos cerca de un valle, permitiendo que la flora y fauna sea hermosa y variada, pero también acondiciona al lugar para que la población padezca de varias enfermedades, especialmente aquellas generadas por insectos”, nos explica la egresada de Enfermería.

Durante su labor como serumista de Enfermería,  Claudia debe convivir con las actividades del pueblo, “aproximadamente, de enero a marzo se cosecha choclo, manzana, tunas, melocotones, paltas, entre otras frutas y verduras. El aniversario de la ciudad es en julio, y durante una semana completa se realizan diversas actividades como procesiones, yunzas, ferias gastronómicas y fiestas donde participan todos los pobladores”.

Por otro lado, la egresada de Enfermería de la UCH, nos indica que Ccaccamarca es un lugar muy acogedor, “además que se encuentra todo tipo de animales desde los que son de crianza, hasta los salvajes, los cuales solo pueden apreciarse por las noches en los montes”.

Este centro poblado cuenta con cinco comunidades, a donde Claudia y un equipo de profesionales de la salud realizan visitas constantes para atender principalmente a niños, gestantes y población vulnerable, “los problemas de salud que pude encontrar en Ccaccamarca, es principalmente el alto índice de niños y gestantes con anemia y desnutrición crónica, gran cantidad de pacientes que padecían hipertensión con tratamiento pendiente, así como lesiones por casos de violencia familiar, mayormente ocurrido por el machismo”.

La pandemia que nadie esperaba.

La pandemia ocasionada por el coronavirus COVID-19, generó que las labores de la Enfermera Claudia Paredes sean modificadas, empezando con la atención, la cual se dejó de brindar a toda la población, “solo se priorizaron emergencias y casos sospechosos, con el fin de que la población cumpla el aislamiento social obligatorio y no pongan en riesgo su salud al acercarse al establecimiento”, detalla.

La atención de  casos sospechosos se realiza en un triaje/ tópico diferenciado que es un área especial adaptado fuera del puesto de salud. “Las notificaciones de casos sospechosos o de pobladores que han estado en zonas de alto riesgo son diarias y constantes. La labor es agotadora, más que nada por el temor a contagiarnos, pero nos permite llevar un control y hacer seguimiento a los casos”, nos indica Claudia.

Entre las medidas de seguridad que aplica en su labor como Enfermera, está el uso correcto del equipo de protección personal (EPP), el cual incluye el uso de mascarilla, mandilón, lentes, gorros y guantes en todo momento.

El lavado de manos es constante, relata Claudia, sobre todo en la atención de pacientes, “a ellos también se les enseña la manera correcta de lavarse las manos en un área con lavatorio y jabón”. Durante toda esta dinámica, se debe guardar mínimo el metro de distancia entre persona y persona.

Experiencia totalmente nueva, pero desafiante.

“El ser parte del equipo de salud, estando en la primera línea de batalla contra el COVID-19, ya sea desde el ámbito urbano o rural, deja muchas experiencias. Jamás imaginé que una pandemia estaría presente en mi tiempo de SERUMS, pero esta experiencia me permite comprender que la salud siempre es lo más importante. También me ha permitido ayudar a la población de ayudándolos moral y psicológicamente al haber muchos pacientes que llegan al centro de salud con cuadros de desesperación y depresión”, afirma la egresada de la UCH.

La experiencia como Enfermera del SERUMS en tiempo de pandemia le ha ayudado a Claudia Paredes a adaptarse en un lugar que no es su ciudad natal y a valorarlo, a pesar de vivir en carne propia las carencias de una zona rural, “este año de servicio me ha permitido ser más empática y sobre todo me ha enseñado a actuar de forma oportuna ante casos críticos, donde la vida es lo único que importa”.

Claudia es integrante de una familia que vive en Lima, donde sus integrantes se preocupan por ella, “por una parte ellos están intranquilos, son conscientes que en cierta forma estoy expuesta al virus, pero conocen los riesgos de mi carrera como Enfermera, así como la vocación que tengo y que me permite estar aquí, frente al peligro. Ellos saben eso y me apoyan a pesar que nos extrañamos por la distancia”.

Si pudiera, volvería a repetir esta experiencia.

“Es muy gratificante aportar conocimientos y destrezas en Enfermería frente a esta problemática de salud que estamos padeciendo en todo el mundo. Nadie estuvo preparado al 100% porque nadie se podía imaginar algo parecido, pero sin duda alguna esta ha sido una de las mejores experiencias de mi vida porque me permitió dar lo mejor de mí en un momento donde se necesita de la fuerza de muchos para que juntos podamos vencer este virus”, nos confiesa Claudia, con un poco de nostalgia, al recordar que muy pronto tendrá que regresar a casa tras el término de su tiempo en el SERUMS.

Palabras para quienes desean estudiar Enfermería.

Como egresada de Enfermería, Claudia ha vivido muchas experiencias y siempre es importante que quienes están con el deseo de estudiar la carrera de Enfermería, sepan qué piensa ella en esta etapa del SERUMS, “como siempre lo he dicho, quien elija estudiar Enfermería se dará cuenta que no solo es una carrera… ¡es una vocación y una pasión!, una decisión que nos acompañará por siempre. Enfermería nos permite estar con la persona desde su nacimiento, hasta sus últimos días, estamos 24/7 y nos brinda la satisfacción más grande que un ser humano puede vivir: el de sanar y cuidar a quien lo necesite”.

¿Qué es el SERUMS?

Es un programa de servicio a la comunidad orientado a desarrollar actividades preventivo – promociónales en centros y puestos de salud del MINSA, o en establecimientos equivalentes de otras instituciones del Sistema Nacional de Salud, principalmente en las zonas rurales y urbano – marginales consideradas de menor desarrollo del país.

El objetivo del SERUMS es brindar atención integral de la salud a las poblaciones más vulnerables del país, las que serán seleccionadas por el Ministerio de Salud.

¿Por qué hacer el SERUMS?

Muy aparte de todas las experiencias que se pueden vivir como Claudia Paredes en un Centro de Salud, también es requisito indispensable para ingresar a laborar en establecimientos del sector Público en la condición de nombrados, contratados o por servicio no personales. Además permite el ingreso a los programas de segunda especialización a nivel nacional. Así como recibir del Estado becas u otras ayudas equivalentes para estudios de perfeccionamiento en el país o en el extranjero.

¿Deseas estudiar Enfermería? infórmate más aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *