Es importante destacar el rol de los docentes de Educación Inicial y su impacto en la primera infancia. En especial, porque en esta etapa los menores obtienen y amplían habilidades cognitivas de lenguaje interpersonal, socioemocional y desarrollan físicamente.

Es importante destacar que los primeros seis años de la persona son fundamentales, y el cerebro reacciona a los estímulos, desarrollando la audición, vista, olfato, sociabilidad, movimientos, emociones y salud mental.

Los docentes de Educación Inicial son responsables de generar los estímulos requeridos para incrementar habilidades, experiencias y relaciones:

-Como el cerebro del infante es sensible a los estímulos, los docentes de Educación Inicial aprovechan esta oportunidad para generar la forma y las condiciones adecuadas para el aprendizaje.

-Los docentes de Educación Inicial aprovechan la interacción con los alumnos para inculcar valores, así como en formarlos como seres únicos, autónomos y críticos.

-Personaliza la enseñanza de acuerdo a la necesidad particular del infante, es consciente que cada uno es un mundo distinto.

-El docente de Educación Inicial motiva la relación social de los niños, porque, en paralelo a lo que enseñe en cada clase, ellos aprenden de manera práctica sobre el respeto, la comunicación, la paciencia y el compartir.

-Estas actividades interpersonales son conducidas por el docente de Educación Inicial para lograr que el infante desarrolle su personalidad, encaminándolo a la etapa escolar.

¿Interesado en estudiar esta carrera? Ingresa al siguiente enlace: Estudiar Educación Inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *