¿Será cierta la frase que una imagen más que mil palabras? Pues, al momento de presentar tu hoja de vida para obtener un empleo, sí. Y es que, si no se logra tener una primera buena impresión gracias a la fotografía, la oportunidad de entrar a la empresa se puede desmoronar.

Por eso te aconsejamos que te tomes el tiempo de seleccionar una buena foto. Esta imagen debe contar con ciertas características para asegurar que cause una buena impresión y tengas mejores oportunidades para ser el elegido:

Evita las fotos poco profesionales

No debes usar las fotografías típicas del Facebook, con ropa informal o compartiendo con amigos en una fiesta.

Coloca una imagen de buena calidad

Debes evitar que la imagen se vea gastada, estirada, pixeleada o borrosa. Usa una foto con buena iluminación.

Coloca una fotografía actual

La foto que uses en el curriculum vitae debe tener máximo dos años de antigüedad. De preferencia con tu look actual.

Elige una foto que transmita confianza

Evita salir muy serio en la foto o que se note tu nerviosismo. Una sonrisa moderada reflejará simpatía.

Utiliza la ropa adecuada

A pesar que la fotografía te mostrará de hombros hacia arriba, evita salir con polos sport. Un traje no caería nada mal.

No coloques una foto cortada

No es adecuado que cortes a la persona que está a tu lado para poder usar la fotografía en el CV. Elige otra.

No dejes de colocar tu foto en el CV

Colocar la fotografía permite a los reclutadores tener una imagen mental del postulante. Además, la foto es capaz de transmitir confianza y química hacia el candidato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *