Elegir tu carrera profesional es uno de los pasos más importantes en tu vida. Después de todo, es a lo que dedicarás gran parte de esta. Sin embargo, esta decisión no siempre viene de la mano con una orientación adecuada.

Por este motivo, en el siguiente artículo te brindaremos una serie de pasos que, de seguirlos, pueden ayudarte a tomar la decisión más acertada en relación a tu futuro. ¡Empecemos!

1. Conócete a ti mismo

No hay nada más importante que la frase que se encontraba en el frontón del templo de Apolo en Delfos: “Γνῶθι σαυτόν” o “conócete a ti mismo”. Si de algo tienes que estar seguro, es que todas las respuestas que buscas se encuentran en ti.

En la interrogante de saber qué carrera elegir, la situación no es diferente. Solo tú conoces qué es lo que más te gusta y hacia que ramas del conocimiento sientes mayor afinidad.

Puede ser letras, números o ciencias. Lo importante es que sea un interés genuino y no uno influenciado por lo que otras personas te recomiendan que deberías hacer.

¿Dejarás una decisión tan importante para tu vida en manos de otras personas?

2. Investigación preliminar

Una vez ya tengas definida el área de tu interés, es momento de ser proactivo y convertirte en un investigador profesional. El conocimiento es poder. Ninguna decisión relevante puede tomarse sin la información necesaria.

En ese sentido, dedica un par de minutos diarios a realizar tu búsqueda. Recuerda que a diferencia de tus padres, tú tienes una ventaja fundamental sobre ellos. A ti te basta con escribir en Google: carreras de universitarias de letras o de números.

Si hay algo que abunda en la actualidad es información, por lo que te sugerimos que te centres en una o dos fuentes principales. De preferencia, que sean de universidades.

3. Recopila la información

Una vez hecho esto, te sugerimos que abras un documento de Word y en cada hoja coloques información sobre las carreras que te han interesado. De esta manera, tendrás una serie de fichas por cada una de ellas, lo que te facilitará luego su lectura.

¿Qué poner? Una breve descripción, los cursos que llevarás, áreas de especialización, entre otros detalles. Por lo general, todos los datos las podrás encontrar en las páginas de admisión de universidades.

4. Descartar y priorizar

Es momento de leer toda la información que has recopilado. Habrá carreras que te gusten menos que otras cuando las analices más a detalle. No tengas miedo en ir sacando de tu lista aquellas que no despertaron lo suficiente tu interés.

Cuantas menos sean las opciones, más sencillo será que tomes una decisión. La idea es que te quedes como máximo con tres posibles alternativas de posibles carreras.

5. Céntrate en una

Quizá este sea el paso más complicado de todos. No puedes estudiar todas las carreras que han llegado a esta fase, al menos no en simultáneo. Pese a que tal vez no lo quieras, tienes que elegir una.

Para ello te sugerimos que traces una línea en el centro de una hoja y en el lado izquierdo escribas todos los aspectos negativos que te detienen de estudiar la carrera. Por su parte, en el lado derecho, deberás escribir todo los aspectos positivos que encuentres.

Realiza el ejercicio por cada una de tus tres carreras. Cuando lo concluyas, habrá una carrera que tenga más aspectos negativos que positivos. Esa es tu carrera ideal, la que llegó hasta esta fase de una manera emocional, pero que terminó siendo la elegida de una manera racional.

6. Profundiza en la carrera

¡Ya tienes tu carrera! Es momento de conocerla a fondo y terminar de enamorarte de ella.

Una de las mejores formas de conseguirlo es viendo testimoniales de personas que están estudiando la carrera de tu elección o ya han egresado.

Asimismo, si encuentras talleres vivenciales u otras modalidades en las que se hable de la carrera, es momento de asistir y realizar todas las preguntas que tengas.

7. Asevera tu decisión o reconsidera

Pese a lo que te digan, debes mantenerte firme en tu elección. Llegaste a ella de una manera bastante madura. Si dudas que sea por tus propios motivos.

Si estás un tanto dubitativo entre una u otra de tu lista, retrocede un paso y profundiza un poco más en la carrera descartada. Si sientes que la pasión te está dirigiendo hacia una opción que terminaste descartando, ve hacia ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *