Uyariwawa es el nombre de un dispositivo que permite a los padres auxiliar a sus hijos que padecen de sordera ante situaciones de emergencia. Justamente uno de los involucrados en este proyecto es Kevin Rodríguez, egresado recientemente de la carrera de Ingeniería Electrónica con mención en Telecomunicaciones de la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH).

Este proyecto nace con la propuesta de la MSc. Alicia Alva Mantari, quien labora junto a Kevin en el Centro de Investigación INTI-Lab de la UCH, ahí convoca tanto a Kevin Rodríguez como a Jhon Zumaeta (ambos egresados de Ingeniería Electrónica con mención en Telecomunicaciones de la UCH) a quienes les pidió crear este dispositivo para ayudar a niños con sordera absoluta.

“Siempre pensé que podía ayudar a los demás, pero desde la carrera de Ingeniería Electrónica no lo imaginé hasta que se me presentó el caso. Sentí que podía dar la mano a adultos y niños con sordera, por eso me sumé a construir estos audífonos en el laboratorio de la UCH”, declaró Kevin al diario Trome.

Uyariwawa (en quechua significa “escucha niño”), está compuesto por un brazalete (transmisor) y un audífono (receptor) que emite unas vibraciones y sonidos establecidos por un protocolo, es decir, si los padres o familiares del menor mencionan una palabra en particular en el transmisor (programada previamente), el aparato vibrará o encenderá las luces de una determinada manera que ayudará al menor a identificar de inmediato el llamado de emergencia o auxilio.

“Una vez fuimos al Centro Peruano de Audición, Lenguaje y Aprendizaje (Cepal), donde hay niños con discapacidades auditivas averiguando con los especialistas sobre las condiciones que padece un niño con sordera, estuvimos en contacto con los niños que ya tienen implantes, pero me puse a pensar en los demás, aquellos que no tienen las posibilidades de adquirirlos o no califican (un implante tiene el valor aproximado entre 120,000 y 140,000 soles por paciente. Tan solo el dispositivo cuesta como mínimo 75,000 soles, esta experiencia me motivó mucho, así como a la profesora Alicia Alva y a Jhon Zumaeta, también egresado de Ing. Electrónica y compañero del laboratorio INTI-Lab”, recordó Kevin.

En reciente entrevista en Radio Nacional, Kevin aconsejó a los estudiantes de Ingeniería Electrónica y de otras carreras a que “cuando tengan una idea o inquietud, no se cierren en el aula, sino que busquen un Centro de investigación, porque ahí podrán trabajar junto a físicos, químicos, biólogos matemáticos”.

La UCH tiene la misión de ser una Universidad que forma profesionales mediante una propuesta de educación integral, desarrolla investigación, promueve la cultura y la proyección social; con el fin de contribuir al desarrollo social y productivo del país.

Ingresa al enlace si estás interesado en estudiar Ingeniería Electrónica con mención en Telecomunicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *