Es habitual que durante las fiestas de fin de año se recurra al uso de pirotécnicos como parte de las celebraciones. Pero si no se hace con la responsabilidad y supervisión correspondiente, pueden ocurrir terribles tragedias. ¿Cómo atender una emergencia por quemadura en estas fiestas de fin de año?, para ello, la Lic. Nora Bueno, coordinadora de prácticas preprofesionales de Enfermería de la UCH nos ofrece algunas recomendaciones.

El 90% del total de niños quemados provienen de provincias, sin embargo, por la época navideña este tipo de casos se triplican en comparación al resto del año, según el Instituto Nacional del Niño de San Borja, el cual también informa que los niños y adolescentes entre 4 y 13 años de edad son los más afectados.

“En principio se debe retirar la ropa a la víctima y objetos, aplicar abundante agua a chorro en la parte lesionada durante 15 minutos, y se debe evitar todo tipo de elemento orgánico, como el sillao u otros componentes, porque se podría infectar la lesión”, declaró la Lic. Bueno.

En diversas campañas a comunidades, las estudiantes de Enfermería de la UCH explican a la población que, ante casos de quemaduras de segundo y tercer grado, además de exponerlas al agua necesitarán la revisión en urgencias.

“Las quemaduras de primer grado causan dolor, enrojecimiento e hinchazón; las de segundo grado causan dolor, enrojecimiento, hinchazón y ampollas; mientras que las de tercer grado causan piel blanquecina, oscura o quemada y se puede no sentir dolor”, puntualiza la profesional de Enfermería.

¿Cuáles son los tipos de accidentes comunes que sufren los niños y personas que manipulan pirotécnicos?

“Si bien es cierto que para estas fiestas los juegos pirotécnicos son los más vendidos en esta época, cada año sale algo novedoso, pero a su vez más peligroso que puede llevar hasta la muerte, sin embargo, también están asociados las luces o velas navideñas, que se suelen instalar en los árboles o nacimientos, entre otras decoraciones. Las repercusiones más comunes por su peligrosidad son las quemaduras, heridas, golpes y hasta la pérdida de un miembro del cuerpo”.

Si un niño sufre quemaduras por algún pirotécnico, ¿cuáles son las acciones inmediatas que puede realizar la familia o personas que están cerca?

“Si bien es cierto que esta lesión es la más frecuente, al ser de tipo eléctrico el manejo es diferente. Se debe alejar a la persona lesionada de la fuente eléctrica, con el cuidado de no tocar al lesionado si aún se encuentra en contacto con la fuente eléctrica. Se debe evitar el uso de agua para disminuir el dolor, al ser el agua un elemento eficaz para conducir la electricidad, este agravará la lesión. Se debe apagar la fuente de electricidad y trasladarla al centro de salud más cercano”.

En cuanto al árbol de Navidad, la Lic. Nora Bueno recomienda que este adorno se debe colocar en zonas alejadas del calor pero que también reciba ventilación, como cerca de una ventana, “se debe evitar la sobre carga de luces y no encenderlas todo el día, lo ideal es solo por un par de horas; y siempre antes de ir a descansar nos debemos asegurar que las luces estén correctamente apagadas y desconectadas, incluidas las extensiones eléctricas, para evitar accidentes y sobrecostos en nuestro consumo de energía eléctrica”.

¿Cuáles son los errores frecuentes al tratar de sofocar el fuego en una persona con quemaduras? ¿Por qué no son recomendables estas acciones?

“Muchas veces se realizan acciones inadecuadas solo por tratar de salvar la vida de la persona, pero no consideramos nuestra propia seguridad, y esto sucede cuando no tenemos conocimiento de las medidas de seguridad adecuadas, tales como: el no evacuar la zona de peligro, el uso incorrecto del extintor, empleo de objetos como arena o algún otro material solido o líquido, sea para apagar la fuente de calor o minimizarla, la quemadura agrava la situación de las víctimas en el evento”.

¿Qué contienen los pirotécnicos que pueden causar graves daños a quien los manipule?

Los pirotécnicos contienen diversos ingredientes como carbón, azufre, nitrato de potasio que se mezclan con pólvora, el cual, al activarlos genera mucho humo con partículas de metal que al ser inhaladas ingresa a los pulmones generando graves consecuencias como bronquitis y neumonía, dichas partículas también ingresan a los ojos generando lesiones muchas veces irreversibles. En general si ardor en ojos, náuseas, vómitos, presión en el pecho o dificultad para respirar, se debe acudir inmediatamente al establecimiento de salud más cercano.

¿Deseas estudiar la carrera profesional de Enfermería?, Ingresa al siguiente enlace: Estudiar Enfermería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *