Son momentos difíciles, protegerse para evitar la expansión del COVID-19 requiere de una disciplina que pondrá a prueba a muchos hogares, en especial aquellos que tienen niños. A continuación compartiremos las recomendaciones del Mg. Gustavo Villar, Director de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UCH, la cual agrupa a las carreras de Educación Primaria e Interculturalidad y Educación Inicial. Si te interesan estas carreras, ingresa aquí:

Educación Primaria
Educación Inicial

“En estos momentos corresponde ser muy creativo y organizado para evitar que este tiempo de cuarentena no se convierta en un estrés, dado que veremos a los niños en casa corriendo, saltando, viendo televisión, con videojuegos y haciendo diversas actividades que pueden incomodar a los adultos” indica Villar.

A pesar de que la situación puede ser un desafío, es importante rescatar el lado bueno: “podremos trabajar en algo que quizá no se hace con frecuencia por el actual ritmo de vida de los integrantes del hogar que es el de trabajar en equipo, involucrando a cada miembro de la familia en los quehaceres del hogar”.

Hay muchas cosas que se pueden delegar a los niños como es el caso de organizar la ropa, sacudir las camas y los sillones, barrer la cocina, “lo importante es que se note el trabajo colaborativo y la casa se mantenga en orden, sobre todo para mantener la mente ocupada y tener un ambiente agradable para estos días de cuarentena. Además un hogar limpio y ordenado, es más proclive al optimismo en estos días donde los medios de prensa comunicarán conflictos y pesares”, explicó el docente.

La preparación de alimentos es una de las tareas que debemos hacer a diario y es una buena oportunidad para involucrar a los niños: “es una excelente oportunidad para que, de acuerdo a su edad, puedan aprender a hacer tareas de cocina que les servirán para el futuro, como sancochar huevos, cocinar arroz, tortillas, preparar ensaladas, tallarines, o incluso aprender a hacer comidas más elaboradas que sean de su agrado”, detalló Villar.

“En el tema educativo es importante destinar un horario para estudiar, repasar una lección del colegio, o leer un libro, pero la idea es que esto no sea considerado un castigo, sino un tiempo donde todos en casa hagamos esta actividad, ellos deben vernos leer y eso los motivará aún más”, indicó.

“Esta actividad educativa será de gran ayuda para cuando el tiempo de cuarentena pase, todo vuelva a la normalidad y deban regresar a clases, porque ya no sentirán la pegada por perder el ritmo. También será de gran ayuda para los momentos en que los padres o tutores debemos “negociar” de manera inteligente, condicionando el uso de los videojuegos a contar sobre lo que trató la lectura del día o lo que aprendieron de la lección que estudiaron en el día”, expresó el docente.

Algo que también recomienda el Mg. Villar es el de usar los diversos juegos de mesa como: damas, bingo, cartas, entre otras, “enseñar a jugar ajedrez a un niño es una de las experiencias más gratificantes que hay, especialmente en estos tiempos donde la tecnología y todas sus aplicaciones de entretenimiento y diversión los atraen y son muy atractivas para ellos”.

También son importantes las actividades físicas, es cierto que quizá no se cuente con mucho espacio en casa, pero se pueden optar por ideas creativas para plantear juegos dinámicos y que permitan el movimiento del cuerpo, algo muy necesario para estos días de cuarentena. “la peor opción por la que se puede optar es el de tener a los niños sentados en el sofá mirando la televisión todo el día”, indicó el Mg. Villar.

Algunos consejos prácticos para estos días:

  1. Ordenar, limpiar y arreglar sus juguetes.
  2. Ordenar roperos. Separe aquellos que ya no son de su talla o podrían servir para donaciones.
  3. Seleccionar un libro e ir leyéndolo, poco a poco, hasta culminarlo en estas semanas.
  4. De acuerdo a su edad: hacer figuras con plastilina, cerámica en frío, cortar, pegar o pintar.
  5. Jugar con juegos de mesa.
  6. Ver películas. Se puede hacer una tarde canchita.
  7. Bañarse prolongadamente, especialmente si tenemos tina, que se metan y disfruten de un buen tiempo (aprovechemos que estamos en temporada de calor).
  8. Enseñarles fotografías familiares y relatarles historias de cómo se conocieron sus abuelos y qué logros tuvieron otros de sus familiares.
  9. Ayudar a poner la mesa, recoger los platos, doblar la ropa, entre otras actividades.
  10. Cocinar juntos algunos días.

Deseas estudiar Educación Primaria e Interculturalidad, ingresa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *