¿Qué es lo que más se valora de un docente? ¿Sus conocimientos o su habilidad para compartirlos? Para quienes están interesados en estudiar Educación Primaria aquí les compartimos algunas de las cualidades que se esperan al ejercer la labor docente.

Responsabilidad: Justicia e igualdad en el trato con los alumnos, la mejor manera de transmitir valores es dando el ejemplo, por ello, el docente de Educación Primaria debe atenerse a las mismas expectativas y estándares que se exige a los alumnos.

Dinamismo: Implica el dinamismo y la reacción que tiene el docente de Educación Primaria ante sus alumnos y el entorno que les rodea. Es capaz de integrar el contexto actual y la realidad a las lecciones en clase, de esta manera, los alumnos se sentirán involucrados y comprenderán mejor los conceptos.

Observador: El docente de Educación Primaria debe detectar las necesidades de cada integrante de la clase, sus carencias y adaptar el ritmo de trabajo a lo que necesitan los alumnos para logar objetivos. A pesar de la diversidad y las capacidades lograr satisfacer estas necesidades.

Mediador: Habrá muchas oportunidades en que el docente de Educación Primaria tendrá que ejercer de mediador y ayudar a sus alumnos a solucionar conflictos.

Cooperativo: La clave para que un docente de Educación Primaria trabaje eficientemente con administrativos, otros docentes e incluso los mimos padres de los alumnos es ser cooperativo. Trabajar en equipo debe ser la base para transmitir conocimientos, ideas, sugerencias y consejos.

Inspirador: Las actitudes del docente de Educación Primaria deben incentivar el conocimiento autodidacta y creativo de sus alumnos. Es capaz de transmitir conocimientos, compartir experiencias de aprendizaje que superen la tradicional explicación de conceptos o clase magistral.

Innovador: A pesar de la experiencia del docente de Educación Primaria es importante la renovación de conocimientos, para que estos integren en la clase nuevas metodologías, herramientas o recursos.

Resolutivo: A pesar de los desafíos el docente de Educación Primaria se asegura de lograr conectar con todos sus estudiantes para asegurar que reciban la formación que necesitan.

Empático: El docente de Educación Primaria al saber reconocer y empatizar con los problemas y las situaciones adversas que viven sus alumnos le permitirá ayudarles a desarrollar las habilidades y aptitudes para superar los desafíos.

Carismático: Atraer la atención de un aula llena de alumnos y mantenerla por un tiempo prolongado no es tarea fácil, por ello, el docente de Educación Primaria debe diseñar clases interesantes, frescas, que motiven a la curiosidad, así como el aprendizaje fuera de las horas de clase.

Si estás interesado en estudiar esta carrera, ingresa aquí: Educación Primaria e Interculturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *