La Educación Inicial es el nivel de enseñanza más transcendental para el desarrollo del proceso de aprendizaje, debido a que no está basado en la acumulación de conocimientos y/o destrezas, sino que está unido al desarrollo de las habilidades, la interacción social con otros niños de la misma edad, así como de los conocimientos que le servirán en el futuro para el cumplimiento de sus metas.

Ante los cambios en la vida moderna y el rol de la mujer como madre que trabaja, la docente de Educación Inicial se convierte, de una forma u otra, en el complemento de la educación que debería recibir en casa.

Por eso la docente de Educación Inicial es más que una profesional que domina ciertas técnicas de pedagogía, protocolos o rutas de aprendizaje (importantes, sin duda) y se convierte en una orientadora, prácticamente una segunda madre para los niños que están a su cargo. Función basada en cariño, vocación de servicio, sentido común y mucha paciencia.

Características de una maestra de Educación Inicial:

  • Es eficiente y natural con su comunicación.
  • Se desenvuelve con tranquilidad y respeto.
  • En niños menores de seis años es eficiente y domina la aplicación de procesos de aprendizaje, biológicos, psicológicos y sociales.
  • Domina herramientas teóricas de educación.
  • Siempre está en búsqueda de elementos educativos de la sociedad.
  • Conoce los programas de conducción y evaluación del aprendizaje.
  • Valora la infancia y su importancia en el desarrollo del ser humano.
  • Es eficiente en crear un ambiente afectivo en el aula.
  • Domina técnicas de estimulación temprana.
  • Maneja diversas estrategias para aplicar contenidos literarios, musical y expresión artística a niños.
  • Es proactiva y muestra una actitud serena, cooperativa, estimulante, entusiasta, orientadora, respetuosa, positiva, confiable, alegre, innovadora, paciente, competente, cariñosa, dedicada y responsable.
  • Demuestra gran vocación y es estable emocionalmente, proyectando excelentes relaciones interpersonales.
  • Tiene una imagen limpia, cordial y agradable.
  • Realiza clases originales, creativas y es abierta al cambio.
  • Está dispuesta a descubrir y potenciar los talentos de sus alumnos.
  • Es consciente que su conducta, tanto a nivel personal como profesional, será ejemplo para sus estudiantes.

¿Interesado en estudiar esta carrera? Ingresa al siguiente enlace: Estudiar Educación Inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *